Arrugas faciales

Arrugas faciales

Tratamos las arrugas de frente, entrecejo y patas de gallo (arrugas de expresión) relajando de manera selectiva los músculos faciales responsables de estas arrugas.

El procedimiento consiste en la microinyección selectiva de estos músculos mediante dosis mínimas de una toxina que atenúa la contracción del músculo donde se aplica, consiguiendo de esta manera la desaparición de las arrugas de expresión durante 4-6 meses.

Previo al procedimiento es fundamental el conocimiento completo de los antecedentes clínicos del paciente, y un análisis individualizado de la gesticulación del paciente, diferencias entre un lado y otro, posición de cejas, implantación de pelo, etc.

Tras la desinfección de la piel se procede al tratamiento, que es rápido y poco molesto.

Durante las primeras 24 h. el paciente debe evitar manipular las áreas tratadas con cremas, maquillajes y toallitas desmaquillantes.

El efecto es visible sobre la piel a los 4 días de la aplicación, mejorando progresivamente los resultados en los días posteriores.

Hay que tener en cuenta que no sólo conseguimos beneficios con el resultado inicial, además ralentizamos el envejecimiento cutáneo de las áreas tratadas ya que una expresión más relajada de manera continuada previene la aparición de futuras arrugas.

El tratamiento de arrugas mediante la toxina, es sin duda, el método más seguro, predecible y exitoso que existe en medicina estética.

Es fundamental una valoración previa por parte del Dr. Pedro Antolín, para realizar un estudio previo.

Pide cita