Peeling químico

Peeling químico

El peeling químico es un procedimiento muy común que puede ayudarnos a sentirnos mejor con el aspecto general de nuestra piel.

El peeling químico médico consiste en la eliminación de distintas capas de la epidermis mediante la aplicación de un agente químico en la piel del rostro y /u otras áreas del cuerpo, como por ejemplo manos, espalda o escote, con el objetivo de eliminar las imperfecciones que el paso del tiempo, la exposición solar, el consumo de tabaco o enfermedades como el acné, han dejado en nuestra piel.

Se trata de un procedimiento indoloro, que no requiere de ningún tipo de anestesia y que permite  la incorporación inmediata al trabajo. En general os diremos que hay tres tipos de peelings.

  • El peeling superficial que aporta uniformidad al tono, luminosidad y minimiza el poro.
  • El peeling medio que actúa sobre la fina  y media arruga y atenúa las manchas solares o seniles.
  • El peeling profundo, más agresivo e implica un tiempo de recuperación mayor. El agente químico empleado varía en función del tipo de peeling y el problema a tratar pero os diremos que las sustancias más empleadas son: el fenol, el ácido glicólico, el ácido salicílico, el ácido mandélico, el kójico y el retinol.

En la consulta del Doctor Antolín trabajamos con la amplia variedad de peelings que nos ofrece  Sesderma y su línea de productos de tratamiento post peeling Mediderma. Existe un peeling específico para cada problema de la piel. El estudio particular de cada paciente, su fototipo de piel, sus problemas en la piel, así como sus inquietudes, son fundamentales para un diagnóstico correcto y una garantía de éxito en el tratamiento.

No necesariamente debe existir una lesión en la piel (manchas, acné) para hacerse un peeling. La protección y la prevención son fundamentales, mejorando la apariencia de nuestro rostro y potenciando los efectos de otros tratamientos.

Otros tratamientos medicoestéticos son compatibles con el peeling químico. Por ejemplo, la Toxina Botulínica o los rellenos faciales, no están contraindicados en pacientes que se hayan hecho o vayan a hacerse un peeling. 

Los beneficios de hacerse un peeling son muchos, os contamos los principales:

  • Piel más fina y tersa (efecto lifting inmediato).
  • Mayor luminosidad cutánea.
  • Disminución de cicatrices y lesiones de acné.
  • Uniformidad del tono ya que minimizar las manchas del rostro u otras zonas. 

La exposición solar debe ser evitada en los días posteriores al peeling. Y es que la mejor crema antienvejecimiento es un ¡¡¡buen protector solar!!! Con protección solar puedes ir donde quieras y tu piel siempre está en buenas manos. En los días posteriores al peeling, la higiene facial y su hidratación es muy importante, además de ser tu aliado para mitigar las pequeñas molestias que puedas tener.

Las contraindicaciones de este tratamiento son mínimas:

  • Durante el embarazo o el periodo de lactancia materna se desaconseja este tipo de tratamientos.
  • En caso de haber sido tratado en los últimos seis meses con Isotretinoína (Roacutane, Dercutane), se deberá posponer el tratamiento hasta pasados seis meses. 
  • Después del peeling, el paciente puede hacer una vida absolutamente normal, incluso se puede practicar deporte y acudir al gimnasio. Eso sí, durante la primera semana se aconseja evitar el calor de saunas, spa o ejercicios intensos.

Pide cita