Balón Gástrico

balón gástrico Valencia

Balón Gástrico

¿Qué es el balón gástrico?

El balón gástrico es un tratamiento no quirúrgico de adelgazamiento que consiste en insertar un balón especializado en el interior del estómago, para ocupar espacio y limitar su capacidad de transporte de alimentos.

El balón está diseñado para que el paciente se sienta saciado antes y reduzca la ingesta de alimentos en cada comida, lo que puede conducir a una pérdida de peso significativa a lo largo de un periodo de tiempo.

El procedimiento es temporal y el balón suele retirarse a los seis o doce meses en función del tipo de balón. Suele realizarse bajo sedación y no requiere incisiones ni deja cicatrices.

Se recomienda a las personas que no pueden perder peso sólo con dieta y ejercicio, que no son buenas candidatas para la cirugía de adelgazamiento o que precisan perder peso antes de la cirugía de la obesidad.

¿Quién es un buen candidato?

El balón gástrico está indicado para personas que cumplan los siguientes criterios:

  • Tienen un índice de masa corporal (IMC) entre 27-40 kg/m2.
  • No pueden perder peso sólo con dieta y ejercicio.
  • Están dispuestos a participar en un programa de modificación del estilo de vida y del comportamiento bajo supervisión médica.

Es importante tener en cuenta que el balón gástrico no es adecuado para todo el mundo, y que existen ciertas contraindicaciones y riesgos asociados al procedimiento.

Existen condiciones y situaciones en las que el balón gástrico puede no ser una opción adecuada para perder peso.

Las siguientes son contraindicaciones para el balón gástrico:

  • Pacientes que se han sometido previamente a cirugía gástrica previa (incluida cirugía bariátrica).
  • Pacientes con enfermedades inflamatorias del tracto gastrointestinal, hernia de hiato de gran tamaño, anomalías estructurales en la faringe o el esófago.
  • Aquellos que son propensos a sufrir hemorragias gastrointestinales altas (por ejemplo, toma de anticoagulantes).
  • Pacientes con enfermedades cardiacas o pulmonares moderada-graves
  • Pacientes con trastornos psiquiátricos.
  • Pacientes alérgicos a los materiales utilizados durante la intervención.
  • Alcoholismo o drogodependencias
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia

Por lo tanto, es importante que comentes tu caso individual con un profesional sanitario cualificado para determinar si el balón gástrico es una opción adecuada para ti.

¿Cómo funciona el balón gástrico?

El balón gástrico es un procedimiento de pérdida de peso no quirúrgico que implica la inserción de un balón en el estómago para ocupar espacio y limitar la capacidad de llevar alimentos del estómago.

El paciente siente saciedad precoz, lo que le limita la cantidad de alimentos que consume en cada comida. Esto reduce la cantidad de calorías ingeridas, y como resultado consigue una pérdida de peso significativa.

El balón gástrico generalmente se coloca temporalmente en el estómago durante un período de 6 ó 12 meses. Durante este tiempo, seguirás un programa supervisado de modificación de comportamiento y estilo de vida, que puede incluir cambios en la dieta y ejercicio para ayudar a mantener la pérdida de peso.

Al final del período de 6 ó 12 meses, el balón se retira del estómago.

¿Cómo se introduce el balón gástrico en el estómago?

La colocación de un balón gástrico se realiza mediante un procedimiento endoscópico que se lleva a cabo en un hospital o clínica.

  • Primero, te administramos una sedación para que te sientas cómodo durante el procedimiento.
  • A continuación te introducimos un endoscopio por la boca, el cual se guía hacia el estómago.

El endoscopio es un tubo delgado con una cámara y una luz en el extremo, lo que permite al médico visualizar el interior del estómago.

  • Se realiza una endoscopia inicial de revisión, para poder descartar alguna patología que contraindique su colocación.
  • Finalizada la endoscopia diagnóstica y descartada cualquier patología esofagogástrica, se introduce el balón gástrico desinflado hasta alojarlo en el estómago.
  • Posteriormente, se rellena el balón con solución salina hasta alcanzar el tamaño deseado.
  • El procedimiento generalmente tarda alrededor de 20-30 minutos en completarse.
  • Después de la colocación del balón gástrico, te mantenemos en observación durante un corto período de tiempo y a continuación recibirás el alta hospitalaria a tu domicilio.

El balón se deja temporalmente en el estómago hasta un máximo de 6 ó 12 meses según el tipo de balón, tras los cuales se retira.

La extracción del balón gástrico también se realiza bajo sedación por vía endoscópica.

Procedimiento de extracción

La retirada del balón gástrico es un procedimiento ambulatorio sencillo que suele llevarse a cabo bajo anestesia ligera o sedación.

El proceso de retirada del balón gástrico es similar al de la inserción.

  • Primero, se realiza una endoscopia para verificar la posición y el estado del balón en el estómago.
  • Luego, se procede a pinchar el balón y aspirar todo el contenido del mismo. Este queda completamente deshinchado lo cual permite su retirada completa mediante el uso de una pinza especial a través de la boca del paciente.
  • El proceso completo suele durar alrededor de 20 a 30 minutos y los pacientes tras la recuperación de la sedación es dado de alta.

Cuidados postoperatorios y recuperación tras la inserción del balón

En general, la recuperación después del procedimiento de inserción del balón gástrico es rápida y podrás regresar a casa poco después del procedimiento.

Sin embargo, es importante que sigas las instrucciones que te daremos y llevar a cabo los cambios en la dieta y el estilo de vida para garantizar el éxito a largo plazo.

También va a ser necesaria al supervisión médica regular durante los próximos seis meses para ayudarte a garantizar una recuperación segura y efectiva.

Balón gástrico y dieta

Durante los primeros días después del procedimiento, seguirás una dieta líquida o blanda para permitir que tu estómago se adapte al balón.

Posteriormente, iremos incorporando progresivamente alimentos sólidos en la dieta bajo la supervisión de un equipo multidisciplinario compuesto por nutricionistas, gastroenterólogos y médicos especializados en pérdida de peso.

Te recomendaremos una dieta saludable y equilibrada que incluya proteínas magras, verduras, frutas, cereales integrales y grasas saludables. Es importante evitar alimentos ricos en grasas saturadas, azúcares refinados y carbohidratos simples, ya que pueden aumentar el riesgo de malestar estomacal y reflujo gastroesofágico.

Te proporcionaremos una guía nutricional específica y personalizada, que deberás seguir para lograr resultados óptimos.

Balón gástrico y ejercicio

Es importante que mantengas una rutina de actividad física regular después de la colocación del balón gástrico para optimizar los resultados de pérdida de peso y mantener una buena salud en general.

Sin embargo, es recomendable que esperemos al menos una semana después de la colocación del balón antes de comenzar cualquier actividad física intensa.

En las primeras semanas después de la colocación del balón gástrico, es posible que te sientas un poco más cansado y con menos energía debido a la adaptación de tu cuerpo al dispositivo.

Por lo tanto, es importante que empieces con actividades físicas suaves, como caminar o nadar suavemente, y aumentar gradualmente la intensidad y la duración de los ejercicios con el tiempo.

Es recomendable que trabajes con un entrenador personal o un fisioterapeuta para desarrollar un plan de ejercicios seguro y efectivo después de la colocación del balón gástrico.

Además, es importante que escuches a tu cuerpo y no te fuerces demasiado, especialmente durante los primeros días después de la inserción del balón.

Es importante tener en cuenta que el balón gástrico no es una solución definitiva para la pérdida de peso y que es necesario seguir un programa de dieta y ejercicio supervisado por un profesional de la salud para obtener los mejores resultados y mantenerlos a largo plazo.

Riesgos y complicaciones

La colocación de un balón gástrico es un procedimiento común y seguro utilizado para tratar la obesidad y promover la pérdida de peso.

Sin embargo, como cualquier procedimiento médico, hay riesgos y complicaciones asociados con la colocación del balón gástrico.

Algunas de estas complicaciones pueden incluir:

  • Náuseas y vómitos: Las náuseas y los vómitos son efectos secundarios comunes después de la colocación de un balón gástrico, normalmente asociado a la sensación de saciedad que el balón gástrico produce en el estómago.
  • Dolor abdominal: El dolor abdominal es otro efecto secundario común después de la colocación del balón gástrico que desaparece en los primeros días.
  • Reflujo gastroesofágico: El balón gástrico puede aumentar la presión en el estómago, que puede causar ardor de estómago y dolor en el pecho.
  • Deshidratación: La colocación del balón gástrico puede hacer que los pacientes se sientan llenos rápidamente, lo que puede llevar a la deshidratación si no bebes suficiente líquido.

Es importante discutir estos riesgos y complicaciones con tu médico antes de decidir si la colocación del balón gástrico es adecuada para ti. Tu médico podrá explicarte los riesgos y beneficios específicos en función de tu historial médico y tu situación individual.

Resultados del balón gástrico

En general, el balón gástrico es una opción viable y efectiva para la pérdida de peso en pacientes con obesidad que han intentado y no han tenido éxito con otros métodos de pérdida de peso.

Además de la pérdida de peso, la colocación del balón gástrico también puede mejorar las comorbilidades asociadas con la obesidad, como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial y la apnea del sueño.

¿Cuánto peso perderé?

La cantidad de pérdida de peso esperada con la colocación de un balón gástrico varía de persona a persona y depende de varios factores, como la dieta, el ejercicio y el estilo de vida.

En general, puedes perder entre el 25% y el 35% de tu exceso de peso corporal en un período de seis meses a un año después de la colocación del balón gástrico.

En promedio esperamos que un paciente pierda alrededor de 20 a 25 kilos con la ayuda del balón gástrico, e incluso en algunos casos hasta 30 kilos.

La pérdida de peso también puede depender del grado de compromiso del paciente con los cambios en la dieta y el ejercicio.

Es importante que sigas un plan de alimentación saludable y un programa de ejercicio para maximizar tu éxito a largo plazo.

Related posts

Abrir chat
1
Hola, soy Laura,
Bienvenida/o a nuestra clínica.
¿Cómo puedo ayudarte?