Rippling en el Pecho: Arrugas y deformidades

Rippling pecho

Rippling en el Pecho: Arrugas y deformidades

¿Qué es el efecto rippling en el pecho?

El efecto rippling en el pecho es una complicación que puede aparecer después de la colocación de implantes mamarios. Consiste en la formación de arrugas o pliegues en la piel que recubre el implante, lo que puede hacer que el pecho tenga un aspecto poco natural.

Estas arrugas o pliegues se pueden notar o sentir al tacto, y pueden aparecer en cualquier parte de la mama, aunque son más comunes en los bordes laterales y en la parte superior.

Las arrugas o pliegues pueden ser más evidentes cuando el brazo está levantado o cuando el pecho está en una posición determinada.

Además, el efecto rippling puede ser más notorio en mujeres que tienen una piel delgada o una cantidad insuficiente de tejido mamario para cubrir completamente el implante.

¿Qué causa el efecto rippling en el pecho?

Se estima que la ondulación puede afectar hasta al 10% de las pacientes que se someten a un aumento mamario con implantes.

Sin embargo, no todos los casos se consideran lo suficientemente graves como para necesitar una cirugía de revisión del implante mamario.

El efecto rippling puede tener varias causas:

  • Una de las causas más comunes la falta de tejido mamario suficiente para cubrir completamente el implante.

Cuando la cantidad de tejido mamario es insuficiente, el implante puede desplazarse hacia el lado en el que hay menos tejido, lo que puede hacer que se formen arrugas o pliegues.

Hay algunos casos en los que la cobertura del tejido blando puede ser insuficiente para acomodar adecuadamente el implante seleccionado. Por ejemplo, una paciente muy delgada que selecciona un implante de tamaño grande.

La ondulación debida a la cobertura de tejido blando puede no producirse inmediatamente. Si una paciente pierde mucho peso, la ondulación puede aparecer años después de la colocación inicial del implante. El embarazo y la lactancia también pueden provocar cambios en los tejidos blandos y, en consecuencia, ondulaciones.

  • Otra causa posible es el tipo de implante utilizado.

Los implantes más blandos son más propensos al rippling que los implantes de consistencia rígida.

Asimismo, los implantes redondos pueden causar más rippling que los implantes anatómicos, ya que estos últimos tienen una forma que se adapta mejor al contorno de la mama y están hechos de un gel cohesivo más duro.

  • También influye el tamaño o volumen del implante.

Los implantes más grandes se ocultan peor y pueden ejercer más presión sobre la piel y el tejido mamario, lo que puede favorecer la aparición de arrugas o pliegues.

  • Otro factor que puede influir es el plano de colocación de la prótesis mamaria. La colocación subglandular, es decir, sobre el músculo pectoral, tiene un mayor riesgo asociado a la aparición de arrugas en el pecho.

El plano submuscular (cuando colocamos las prótesis mamarias debajo del músculo pectoral mayor) proporciona mucha mejor cobertura y protección al implante, por lo que es la mejor opción de colocación si existen riesgos o sospechas de que aparezca el temido rippling.

  • Asimetría de la sujeción: Los implantes mamarios se integran en el bolsillo donde el Dr. Antolín los coloca; sin embargo el hecho es que todos los pacientes se curan de manera diferente.

En algunos casos, el tejido puede contraerse alrededor del implante ligeramente a medida que se produce la curación, causando un efecto de sujeción que tira de tejido superficial de una manera inesperada.

  • El tipo de relleno de la prótesis de pecho.

Los implantes salinos tienen el potencial de ondularse entre el núcleo y la cubierta exterior. Los implantes de silicona no son propensos a hacer esto porque se llenan antes de la inserción.

El llenado de los implantes salinos se realiza con el mayor cuidado posible, sin embargo, todavía hay un grado de imprevisibilidad que podría dar lugar a exceso o falta de llenado, cualquiera de los cuales puede causar ondulación.

¿Cómo se puede prevenir el efecto rippling en el pecho?

El mejor tratamiento para el efecto rippling es la prevención.

Para ello, se deben tener en cuenta una serie de medidas antes y después de la cirugía de aumento de pecho:

  • Elegir un implante de la máxima calidad; preferiblemente de marcas con una reputación contrastadas como Mentor o Allergan que están consideradas como las mejores del mercado.
  • Elegir un tamaño o volumen adecuado al tamaño y forma del tórax y al tejido mamario disponible.
  • Elegir una forma anatómica si se busca un resultado más natural y se tiene poco tejido mamario.
  • Elegir una colocación submuscular si se tiene una piel delgada o se quiere evitar que se note el borde del implante.
  • Seguir las indicaciones del cirujano antes y después de la operación, como evitar fumar, tomar antiinflamatorios o hacer ejercicio intenso.
  • Mantener un peso estable y evitar cambios bruscos que puedan afectar al volumen y elasticidad del tejido mamario.
  • Usar un sujetador adecuado que sostenga bien el pecho y evite movimientos excesivos del implante.
  • Hacerse revisiones periódicas para comprobar el estado del implante y detectar

¿Cómo es la cirugía para quitar el efecto rippling?

La solución a la ondulación es la cirugía de revisión de los implantes mamarios.

En algunos casos, puede tener sentido para añadir volumen alrededor del implante. Esto puede significar que el Dr. Antolín tendrá que quitar y reemplazar el implante existente con un tamaño más pequeño, o una posición diferente debajo del músculo pectoral.

La ondulación asociada con el exceso o falta de relleno de los implantes de solución salina se puede corregir mediante la eliminación o adición de contenido. No obstante los pacientes con implantes de solución salina prefieren cambiar a una estructura de silicona.

La cirugía para eliminar las arrugas y deformidades en el pecho causadas por las prótesis mamarias puede variar según el caso de cada paciente, pero en general consiste en una o varias de las siguientes actuaciones:

  • Recambio de las prótesis actuales por otras más adecuadas al tejido mamario disponible y al contorno de la mama, preferiblemente de forma anatómica y de gel cohesivo
  • Colocación de las prótesis en un plano más profundo, es decir, submuscular, que proporciona más cobertura y protección al implante.
  • Aplicación de un tratamiento de lipofilling o transferencia de grasa desde otras zonas del cuerpo, para camuflar las ondulaciones y aumentar el grosor de los tejidos sobre el implante.

Estas intervenciones se realizan bajo anestesia general y requieren de un postoperatorio con cuidados específicos, como el uso de un sujetador especial, la toma de antibióticos y analgésicos, evitar coger peso y realizar movimientos bruscos durante las primeras semanas.

La elección de una u otra alternativa debe evaluarse en cada caso particular en una consulta, donde el Dr. Antolín, cirujano plástico especializado en segundas operaciones de aumento de pecho, podrá valorar tu caso y ofrecerte la mejor opción según tus necesidades y expectativas.

 

Cirujano plástico

Dr. Antolín: Clínica estética en Valencia y Alcoy

Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética por el Hospital Universitario «La Fe» de Valencia.

Mejor cirujano de aumento de pecho en Valencia y miembro de las principales asociaciones de cirujanos plásticos

Saber más sobre el Autor.

Related posts

Abrir chat
1
Hola, soy Laura,
Bienvenida/o a nuestra clínica.
¿Cómo puedo ayudarte?